news

Kintsukuroi

En mis años de aprendizaje algunas de las cosas que estudié fueron la restauración de antiguedades y el diseño de joyas.

La sensación que produce restaurar un objeto roto y hacerlo renacer de nuevo, con sus imperfecciones

y sus defectos, es de plenitud. No abandonar un objeto roto o viejo, darle una nueva vida

es algo que me resulta reconfortante y creo que ese objeto adquiere otro tipo de belleza,

la belleza de la imperfección.

En mis creaciones  aplico la restauración y la creación, rescatando joyas antiguas estropeadas

y transformándolas en nuevas piezas. Combinando piezas nuevas y centrando la atención en las piezas rescatadas.

En Japón le dan valor a las piezas rotas de cerámica, las arreglan añadiendo oro y plata. En arte del kintsukuroi

resulta fascinante el valor que adquiere una pieza restaurada.

La cicatriz es el lugar donde te entra la luz. RUMI.

 

Del blog Conoce Japón

"En lugar de considerarse que se pierde el valor, al reparar la cerámica se crea una sensación de una nueva vitalidad. Dicho de otra forma, el tazón se vuelve más bello después de haber sido roto y reparado. Dicho de otra manera, la prueba de la fragilidad de estos objetos y de su capacidad de recuperarse son lo que los hace bellos.En lugar de considerarse que se pierde el valor, al reparar la cerámica se crea una sensación de una nueva vitalidad. Dicho de otra forma, el tazón se vuelve más bello después de haber sido roto y reparado. Dicho de otra manera, la prueba de la fragilidad de estos objetos y de su capacidad de recuperarse son lo que los hace bellos."    http://conoce-japon.com/arte/kintsukuroi/